jueves, 24 de noviembre de 2011

FINALISTA CONCURSO NOVELA NEGRA DEL NUEVO EXTREMO


A la final llegó. ¿Digo bien? ¿No se dice “al final llegó”? No. La novela “Que me vengan a buscar” llegó a la final del “Concurso Novela Negra Del Nuevo Extremo”, y será uno de los libros editados durante 2012 por “Extremo Negro”, flamante sello del grupo.

    Para darse una idea del trabajo que puso esta gente, pueden pasar por acá a ver al trailer de presentación:


video


En boca de Carlos Santos Sáez, jurado y editor por “Del Nuevo Extremo” oí que habían sido entregados 102 originales entre Argentina y Uruguay, límites rioplatenses del concurso. Un pre jurado observó que solo 82 respondían al género. Quedaron 16 “publicables”, de los cuales fueron elegidos 6. Con 2 más afuera, la resta queda en 4. ¡En 4 que van a ser publicados! “Una pequeña conspiración”, del prolífico poeta Miguel Gaya. “El Cerco”, de Daniel Sorín, novelista avezado, además de director de cine publicitario y hermano de Carlos; después vendría la antedicha y…
Y acá viene mi mayor alegría. ¡El ganador es Ray Collins, menos conocido como Eugenio Zappietro! Amigo de hace 30 años, guionista y escritor de mil maravillas entre comics, novelas, TV y cine, además de Comisario Inspector y director del Departamento de Estudios Históricos y Museo de la Policía Federal. No voy acá a escribir su biografía, aunque si bajan a entradas antiguas encontrarán una crónica sobre él.
No podíamos creerlo. Nadie podía creer que ganador y finalista vinieran del mismo palo de la historieta. ¡Y encima que fueran amigos! El abrazo que nos propinamos con Eugenio casi nos rompe la espina. Qué curioso, cada vez que llego a la final de un concurso literario me encuentro con alguien de la pandilla. Fenómeno a investigar.
Para terminar, un agradecimiento al jurado: Carlos Santos Sáez, Mónica Plöese y Sergio Sinay. Pesos pesados en la industria cultural. ¿Qué hubiera sido de “Que me vengan a buscar”, sin ellos?



Ganador y finalista brindando con Red del bueno.  (garpa la casa)

Ganador y finalista con señoras esposas.

viernes, 14 de octubre de 2011

BACKSTAGE

video


¿Qué se puede hacer con una videocasetera que anda? En primer lugar, sacarle las baterías al control remoto, esperar quinientos años y venderla como antigüedad. Si se carece de paciencia para bajar tu serie favorita de la web, subtitularla y convertirla en DVD, es posible programarla para la hora y el canal donde la emiten y verla (mal) cuando se desee (en caso de no contar con el nuevo conversor digital, condición en la que me incluyo). Se la puede también abandonar subrepticiamente en la vereda, después de las 20 hs. para evitar multas, y volver a los diez minutos para descubrir que ya no está allí. (Lo mismo ocurriría con una silla rota) En mi caso sirvió para chequear unos cuantos polvorientos VHSs que ocupaban espacios preciosos bajo la biblioteca, entre los cuales descubrí algunos incunables. Como “La Jetée”, sugestivo film experimental de 1962, rodado por Chris Maker en ByN sobre fotografías fijas, inspirador de la más actual y popular “12 Monos”. O un encantador documental sobre “Finca Vigía”, la casa cubana en la que Ernest Hemingway vivió más tiempo que en ninguna otra, aquella de la que se jactaba que Rita Hayworth había nadado desnuda en su piscina.
    Y esto otro.
    Menos relevante, por cierto, pero de valor personal.
    El “detrás de cámaras” de “La Momia Inca”, omitido en la edición en DVD de “House of Horror” y emitido una (1) sola vez por Canal Infinito. Fue grabado por la misma videocasetera, en aquel entonces no tan vieja e igual de (d)eficiente. Hay una copia en YouTube. Para el que no quiera buscarla, acá está.

lunes, 3 de octubre de 2011

DAGO 2008







A veces se hace difícil explicar el oficio de uno. Cuando alguien fuera de las Ciencias de la Comunicación te pregunta qué hacés y le decís que, entre otras cosas, sos guionista de historieta, es mejor que no te lo vuelvas encontrar en tu vida. En cuanto te vea te estrechará una mano jubilosa preguntándote cómo andan tus dibujitos. Con lo que, con paciencia, deberás repetirle que sos guionista, no dibujante, sin asegurarte del todo que lo haya comprendido.
    Un nuevo problema surge cuando confieso que mis trabajos son publicados en Argentina en contadas ocaciones (causa por lo que tanto festejo cuando ocurre). Ahí percibís en sus ojos una sombra de duda, aunque prefieran no hacer comentarios. Su involuntario silogismo tiene como conclusión que sos un versero, o peor, un vagoneta.
    En un intento por explicarme, subo acá las “copertinas” de las tres publicaciones del comic book Dago en Italia durante 2008.
    “L’ amore e il patíbulo”, un drama de traiciones entre un verdugo y su hijo. “Il mostro a due teste”, la tragedia de dos siameses, uno en eterna competencia con el otro que vive en su cuerpo, a causa de un amor no correspondido y “La spia dell’ Imperatore”, cuando te cruces con una encantadora pelirroja que descansa en un convento de clausura tené cuidado, es una experta asesina espía de Carlos V, y su misión es matar a Dago.
    Qué lástima que no se editen en Argentina.
    Una lágrima y abrazo para todos.

viernes, 9 de septiembre de 2011

DIA HISTORIETA 2011 BIBLIOTECA NACIONAL


El 4 de septiembre de 1957 apareció el primer episodio de “El Eternauta” en Buenos Aires. Desde hace algunos años se venía festejando ese día como el de “La Historieta Argentina” de modo “filantrópico”. Incluso participé en algunos de esos eventos. Ahora, un grupo de legisladores ha presentado el proyecto para oficializarlo, aunque advierten cautelosos que no lo será hasta no aparecer en el famoso “Boletín del Congreso de la Nación”.
A pesar de ello, una cantidad de gente como Juan Sasturain, Miguel Ángel Foncueva, Gabriel Altamirano, Manuel Escola vienen organizando la celebración en ámbitos oficiales. Como, por ejemplo, éste último, en el salón Juan L. Ortiz, de la Biblioteca Nacional.
Las intenciones eran varias. Lanzar el 3º Certamen Nacional de Historieta HGO, este año renombrado Francisco Solano López en su honor; premiar a los ganadores del 2º Certamen; y reconocer la trayectoria de varios artistas (algunos post-mortem) entre los que se encontraban Carlos Trillo, Calé, Solano López, Fontanarrosa, Landrú, Cacho Mandrafina, Carlos Nine, Oswald, Horacio Lalia, Gerardo Canelo, Ricardo Ferrari, Alfredo Grassi, Lito Fernández y… ¿yo?
Una inimaginable y gratísima sorpresa.
Algunos me aconsejaron colgar el diploma en la pared. Yo preferí colgarlo de la web. Así no lo veo solo.
Durante la charla introductoria, Carlos Nine advirtió sobre la cantidad de jóvenes y talentosos artistas que ha generado el país y la paradoja de no contar con soportes editoriales que los contengan. Por su parte, Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, confesó no leer demasiada historieta en la actualidad, cosa que por sus actividades se comprende, aunque recordaba los emocionantes momentos vividos en sus lecturas de juventud. La ponencia de Juan Sasturain versó sobre la atención que merecieron en los medios, en los ámbitos culturales y en particular en la opinión pública, la desaparición de monstruos como Trillo, Fontanarrosa y Solano López, cosa que hace (apenas) cuarenta años hubiese pasado desapercibida.
Estuve de acuerdo en todo. Pero lo mejor fue el encuentro con amigos como Enio, Lito, Falugi, Ferrari, Durañona, Mandrafina, y estrecharle la mano a otros con los que nunca había tenida la oportunidad, como Foncueva, Sasturain y Nine.
Gracias. Gracias a todos ellos. No sé si merezco el reconocimiento, pero gracias.


Juro que no me colé en la foto. Simplemente estaban, les dije que se reunieran, le di la cámara a un desconocido y ahí estuvo el problema. No entrábamos todos. De modo que no tuve más remedio que ponerme detrás. Massaroli, Lito, Sasturain, Nine, (yo) y Mandrafina. Aleluya.


Iz. a Der. Enio, Lalia Grassi y SSS.


De Iz a Der. Enio, Nine, Foncueva y yo.

Con el grande Leopoldo Durañona

martes, 6 de septiembre de 2011

DAGO CUMPLE 30 AÑOS

Lo saben, no soy el padre de la criatura, pero lo vi parir, crecer, morir y renacer sucesivamente de señorito a esclavo, de esclavo a jenízaro, de jenízaro a renegado. Hasta alimenté alguna de sus historias, como lo hago regularmente, desde hace una década, para su libro mensual, junto a Ricardo Ferrari, editado inicialmente por Eura Editoriale, hoy reconfigurada en Editoriale Aurea.
A la Uchronia Comic Convention, realizada en la República de San Marino, el microestado más antiguo de Europa, fue especialmente invitado su creador y guionista semanal, Robin Wood, para los festejos por los 30 años de Dago, con todo el cotillón que puede apreciarse en las fotografías.
Mi hígado me está avisando que me excedí con los brindis. Ya se recuperará.


sábado, 16 de julio de 2011

SEMINARIO GUION DE HISTORIETA AGOSTO 2011

El viernes 5 de Agosto a las 19 hs. comienza el seminario teórico de guión de historietas en la Escuela Sótano Blanco, de San Telmo, Buenos Aires.  La duración de la clase es de dos horas y serán un total de 5.  En ellas podrás tomar nota y hacer las preguntas que quieras, porque no se trata de un taller.  Al final, si tenés ganas, puede hacerte la devolución de algún trabajo tuyo, publicado o recién escrito.  El costo total es de $ 300, y la inscripción está abierta a todos.  No se requieren requisitos previos. 

viernes, 17 de junio de 2011

MIEDOMETRAJES

video
Por pura supervivencia, en este oficio, suelen alternarse los trabajos. Cuando empezaste uno, andá corriendo a buscar otro. Así fue como fui dialoguista en algunas tiras diarias para TV en Argentina y México. La experiencia fue buena, pero hubiese preferido ser el autor yo. Todavía cargo con esa deuda. Veremos en el futuro.
Igualmente, me di el gusto de ser el autor de el episodio de una miniserie para cable. Fue en Miedometrajes, producido en conjunto por Sparks, Flehner Films y Claxon TV, para su canal Infinito. Probablemente muchos la hayan visto. La miniserie se transmitió hasta el hartazgo por el canal con alcance en todas las Américas. Mi episodio fue “La momia Inca”, y se le concedió el mayor de los presupuestos entre los nueve, por lo cual resoplo de alivio mientras otros me odiaban por ello.
El proyecto nació de la cabeza de Gastón Pauls en 2006. Se trataría de un concurso de guiones abierto a autores de habla hispana. Estamos hablando de mucha gente, por lo que la estadística de ser elegido se reducía al mínimo. Debían durar 26 minutos y su condición especial era que debían ser rodados en la misma locación: una vieja casona de San Fernando, provincia de Buenos Aires.
El lugar ya era célebre por haber sido el escenario de una temporada de “Fear Factor” y los interiores de “Okupas”, ese excelente producto de Marcelo Tinelli, protagonizado por Rodrigo de la Serna. Hacía un tiempo que la Municipalidad la había comprado para restaurarla como museo y los trabajos tuvieron que aplazarse a causa del rodaje de “Miedometrajes”
La casona estaba destartalada pero tenía sus potenciales. Una fuente de agua, una capilla tenebrosa, grandes salas de ecos resonantes y pasillos oscuros.
Envié tres guiones al concurso con la espectativa de no ganar. Dos de ellos estuvieron entre los treinta finalistas y uno formó parte del grupo de los nueve ganadores, incluyendo alguno de México y otro de España. Entre el jurado se encontraba Alberto Laiseca. Todavía me cuesta creer que semejante tipo haya sido uno de los que pusieron el dedo y para decir: ¡este!
Más o menos, mi historia trata de un doctor en genética que secuestra ilegalmente del museo una momia de quinientos años de antigüedad perteneciente a una joven princesa mochica. De su ADN ha sobrevivido algo, aunque no lo suficiente. Este doctor tiene la disparatada idea de completarlo para revivirla. El mismo ha hecho la investigación. Sabe que el pueblo actual, cercano al yacimiento donde fue hallada la momia, es descendiente directo de la vieja etnia mochica, y que su sangre servirá para completar el resto.
El doctor ofrece dinero a cambio de sangre fresca. Muchas mujeres nativas y humildes se la venden con gusto. Pero en todos los ADN hay divergencias que imposibilitan su complemento. Hasta que llega una muchacha. Una dulce y bella muchacha nativa con la sangre exacta.
Mi doctor la contrata con júbilo para que se mude a esa casa, junto a él, y que no haga absolutamente nada, salvo dar un poco de su sangre cada día.
Es claro que los avances tecnológicos no permiten aún revivir un cadáver seco con ADN extraño, y el doctor lo sabe, pero cubrirá esa pequeña falencia con algo más poderoso: magia. Magia obtenida a través de antiguos talismanes rituales mochicas, también sustraídos ilegalmente del museo. Digamos que acá termina el segundo plot point.
Fui invitado de honor al rodaje. Gabriel Sagel, el director me preguntaba a cada rato cómo me parecía lo que iba viendo en el monitor. Pero soy guionista, no regista, y lo dejé hacer su trabajo sin interferir.
La preciosa actriz, modelo y abogada Eugenia Lencinas, tenía el exacto “fisic du rol” de la muchacha nativa. Durante el catering, los actores se habían sentado en una mesa aparte. El personaje del doctor lo interpretaba Luis Ziembrowski, que comía y departía alegremente a solas con Eugenia. Me senté descaradamente en su mesa y, a causa de mi curioso parecido con Ziembrowsky, les anuncié que había sido contratado como doble de riesgo en las escenas de sexo. A la Lencinas se le atragantó el sanguchito. Ziembrowsky me estudió con silencioso recelo. Velozmente les advertí que era una broma y que en realidad yo era el guionista. Durante la fiesta de presentación en las instalaciones de Flehner Films, Eugenia Lencinas procuró esquivarme toda la noche. No es que yo fuera a buscarla. Simplemente, cuando nos cruzábamos de casualidad entre la multitud, ella huía de mí como si creyera que iba a violarla. Lástima, hubiese sido el comienzo de una bella amistad.
La miniserie fue finalmente editada en DVD y distribuida internacionalmente por Happy Together. Arriba pueden ver el trailer rebautizada con el nada original “House of Horror”. Abajo, imágenes de la casa, planos y una fotografía obtenida en secreto por un paparazzo en los camarines de la momia, durante su merecido momento de relax.



miércoles, 25 de mayo de 2011

ADIOS SEÑOR CARLOS TRILLO




Mierda. Mierda. Mierda. En el post anterior hablaba de la Señora Muerte, sin saber que apenas horas antes, el Señor Carlos Trillo nos abandonaba. Y para peor, lejos de casa.
Mierda. Ya sé que la gente se muere, pero antes, en los tiempos del Edén infantil, eso solo le ocurría a gente mayor. Recién cuando adultos jóvenes, salvo casos, comenzamos a advertir que las balas pegan cerca. En los últimos años, esa Señora se me llevó varios seres amados. Y ahora esto. No lo podía creer. El Señor Carlos Trillo era tan joven. Tenía tanto para dar.
No nos conocíamos demasiado. Es decir, él no me conocía demasiado. Cada vez que nos cruzábamos, lo saludaba esperando la pregunta de siempre: ¿y vos quién sos? Entonces se lo explicaba pacientemente y, aclaradas las identidades, comenzábamos la charla, Corta, pero interesante.
En el post anterior trataba de conjurar la imagen de la Señora Muerte a través de ciertos hechizos. Al día siguiente, cuando vi la noticia quedé desolado. El Señor Carlos Trillo se multiplicaba entre los blogs, en las lógicas e invariables necrológicas que tanto odio y termino escribiendo algo que se le parece demasiado. Los hechizos solo funcionan sobre el símbolo.
Señora Muerte, una última cosa: déjese de joder. Allá, a esta clase de hombres no la necesitan para nada. Son más útiles acá. Que le quede claro.

domingo, 8 de mayo de 2011

HOMENAJE A KHRYSE

Cuando a uno le empiezan a hacer homenajes, se mira con inquietud hacia atrás a ver cuán cerca nos sigue la muerte. Por fortuna, aún no me han hecho ninguno, aunque sí a mis personajes, que es diferente cosa.
El primero, acaso involuntario, fue a mediados de los ochenta, por parte de una banda de rock que se bautizó Crazy Jack. Aparecían en el diario los avisos de sus conciertos. No sé cómo, con Rubén Meriggi, conseguimos el teléfono de uno de los músicos y lo llamamos. El tipo negaba que se hubieran inspirado en Crazy y se mostraba reticente a nuestras emocionadas preguntas. Debe haber creído que le pedíamos porcentaje de la franquicia, por lo que la banda desapareció rápidamente de escena.
El segundo, y esto es lo que quería comentar, fue ahora nomás. Gente del Uruguay ha abierto un blog donde van subiendo uno a uno los episodios cronológicos de Khrysé, tan bien escaneados como puede permitirlo el tipo de impresión offset de Editorial Columba.
La pregunta es: ¿qué hay sobre los derechos de autor? Las leyes internacionales sobre las copias digitales que pueden bajarse de la web no son precisas al respecto. Un tribunal internacional obligó a Pirate Bay a pagar una multa de dos palos verdes por permitir y estimular el copiado de films recién estrenados. Sin embargo, cuando leemos las respuestas que Pirate Bay publica en su sitio a las demandas de compañías internacionales como Sony, por ejemplo, lo más delicado que les responden es que se metan un palo en el culo.
Lo que sí está expresamente prohibido es la venta de material copiado, aunque una escena cotidiana en nuestras calles porteñas sea la de un mantero vendiendo DVDs truchos al lado de un cana.
El de Pirate Bay y el de los otros sitios de torrents, son como el caso de http://www.khrysecomics.blogspot.com/ . En ellos se trata de compartir un bien de modo desinteresado. Y prestar o regalar no solo no está prohibido, sino que son los más sublimes gestos humanos. Es precisamente lo que ha hecho este linda gente de Uruguay. Tenían Khrysé, les gustó y necesitaban compartirlo. Me pareció una idea fantástica. La celebro y les agradezco de una manera que no puedo expresar. Desde acá les digo: continúen. Es el mejor homenaje que podrían haberle hecho a esta chica que perdí de vista, aunque la imagino con cuarenta y tantos años y retirada del negocio del espionaje internacional. Porque subirlo al ciberespacio es como erigirle un monumento. Los monumentos están hechos para ser el recuerdo de algo. Y el recuerdo es el amuleto más poderoso contra la señora Muerte.









martes, 15 de marzo de 2011

CHINDITS SEGUNDA TEMPORADA




El brigadier Orde Wingate era un verdadero maniático. Al punto de beberse el contenido de un florero en un ataque de furia durante una fiesta de la alta sociedad británica, lo que le ocasionaría recurrentes ataques de fiebre. Situémonos ahora en la época: Segunda Guerra Mundial, año 1942. El extremo oriente y el sudeste asiático estaba practicamente tomado por Japón. Probablemente a causa de su pertinaz manía, pero seguro por su triunfo en la liberación de Etiopía el año anterior, el brigadier Orde Wingate obtiene la venia de Winston Churchill y de su amigo, el general Montgomery para crear un grupo comando que operaría en Birmania tras las líneas enemigas, volando puentes y ferrocarriles, pero evitando enfrentamientos directos con un enemigo más poderoso. Wingate queda inmediatamente fascinado por un ídolo de la antigua cultura birmana llamada “chinthé”, bestia mitológica mitad águila, mitad león que suele erigirse en la entrada de los templos birmanos como gárgola guardiana. Y con ese nombre bautizó a su flamante cuerpo. Los Chindits se echaron al hombro dos audaces aunque no muy exitosas campañas. La primera durante el 43, la segunda en el 44. Hacía tiempo que Robin Wood venía amagando con algunos unitarios sobre Wingate, cuando finalmente en 1977 se decide convertirla en serie. Cuatro personajes la lideraban. El australiano Morgan, el escocés MacAllister, el americano “Cowboy” Hanlin y y el indio Ramar Khan. Todos de fisonomías diferentes, con sus atuendos diferentes y sus caracteres diferentes. Algo hábil por parte de Wood al facilitar la identificación de sus personajes con el lector en una historieta de género como es el bélico, donde todos visten uniforme. La serie, publicada en la revista Fantasía durante algo menos de cuarenta episodios tuvo un inesperado éxito teniendo en cuenta que se trataba de material algo oxidado como podría ser la temática “Segunda Guerra”. Pero, claro, Robin Wood estaba detrás y sabía darle ese aire novedoso, de guerrilla reciente. El público la pedía, la historia se alargaba, hasta que el Director Editorial se quejó de inverosimilitud por haber sido la campaña mucho menos larga e intensa de cómo la contaba la serie. Otra genial idea de Robin para salvarla: los hizo atrapar por los japoneses. La campaña había terminado para Morgan y los suyos, pero la serie siguió dentro de un campo de concentración. Nunca le pregunté a Robin las razones por la que la cerró. Pero en 1984, Antonio Presa me invita a continuarla. Como faltaba contar la campaña del 44, el pedido me venía como anillo al dedo. El Director Editorial se había retirado y pude hacer de las mías durante 29 episodios. Fue un un honor mover a esos personajes que jamás voy a olvidar. Imposible dejar pasar a Rezzónico, su dibujante, en esta memorabilia. Tal vez haya sido su consagración, además de su única gran obra. Hace algunos años me tocó negociar la venta del fondo editorial de Columba en representación de sus nuevos dueños. No sé quien la compró. La otra parte también nombró representantes con la orden estricta de no largar prenda sobre su identidad. Allí se fueron los originales de mis Chindits, entre muchas otras cosas. Si alguien sabe dónde están, que hable ahora.


miércoles, 19 de enero de 2011

SEMINARIO GUION DE HISTORIETA ABRIL 2011



Tengo el máximo placer de dictar un seminario teórico de guión de historieta en la Escuela Sótano Blanco. Solo cinco clases donde podrás tomar nota y hacer preguntas, para lanzarte después a tu propia escritura. El arancel es de $ 300, pero si te anotás antes del 15 de marzo vas a gozar de un bonificación de $ 50. Podés ver el programa en la página oficial de la escuela. Te espero.